sábado, 30 de agosto de 2014

Ascensión a Monte Perdido y Cilindro de Marboré por el Balcón de Pineta

martes, 26 de Agosto de 2014 

Monte Perdido y Cilindro de Marboré por el Balcón de Pineta.


Aunque llevo idea de ir incluyendo las actividades mas retrasadas, vamos por lo más reciente: Una escapada improvisada que fue variando de planes en todo momento, y que acabó con la ascensión al Cilindro y a Monte Perdido.

 Vemos amanecer frente al Monte Perdido y Cilindro.


 Nos encanta esta vista.


Nacho "Abuelo" me propone dar la Vuelta al Perdido, suena tentador, y aunque me viene corrido, anticipo mi regreso del pueblo a Zaragoza y aviso a Nacho Sancho con el que había quedado para salir un día mas tarde. Finalmente marcho con los dos "Nachos" sin rumbo fijo.

Casi de camino vamos gestando el plan, de la idea inicial de tres días, la meteo invita a reducir a dos, vamos eliminando posibilidades, y acabamos en Pineta.

Primera  e ingrata sorpresa, hay que pagar por aparcar, no es mucho, dos euros, pero pagar por meter el coche en el bosque (donde antes se acampaba), parece no tener ningún sentido de respeto a la naturaleza, y deja en evidencia el poco estilo que tenemos a la hora de recaudar dinero....

Subimos finalmente con mochila para dos días, pero sin saber si vamos hacia el Pimené o hacia el Perdido. 

Nos encontramos con una novedad, han balizado un nuevo sendero, la primera parte hacia el Balcón de Pineta, en lugar de ir por la pista de La Larri, cruza directa primero hacia el Parador, por un nuevo puente sobre el Cinca, y después por un bonito hayedo.


Como nos hemos tomado el día con calma, tanto para tomar decisiones como para andar, vemos que el horario para Pimené no es el adecuado, y apostamos por el Balcón.

Por el nuevo sendero.


A la marcheta, a pesar de no ir muy cargados, hacemos una subida tranquila, que nos lleva 3h30' para aparecer en lo alto del balcón de Pineta. Aunque hemos estado muchas veces por aquí, este sitio es espectacular. Para Nacho Sancho, que es su primera vez, las expectativas que le habíamos generado no se ven defraudadas.

Aún quedan muchos lirios por aquí arriba.






Nos vamos hacia debajo de la presa, para buscar un sitio tranquilo, plano y sobre hierba.
Lo encontramos y nos preparamos para el vivac, Nacho "Agüelo" se monta su mini tienda y Sancho y yo levantamos un muro de piedras para protegernos del viento. 

Al principio vamos a buscar un sitio tranquilo para pasar la noche.

Magnífico decorado de fondo: La norte de Monte Perdido.

Se nos hace tarde para subir a ver atardecer al Collado de Astazous, así que nos lo tomamos con más calma y preparamos la cena, pero el viento cambia de dirección, empieza a venir de norte y a aumentar su fuerza, con rachas realmente molestas que no nos dejan cenar "en condiciones". 


Con todo preparada, el aire entró en acción...





Había subido el trípode para tratar de hacer un "timelapsed", pero el viento me tiró la cámara (golpe majo, pero sobrevivió ) y antes provocó vibraciones que se pueden ver en el vídeo. No nos mola nada como se está poniendo el cielo, nubes que vienen de sur cubriendo las cimas, y rachas fuertes de viento que se llevan mi esterilla y los sacos se libran por los pelos. Decidimos buscar otro emplazamiento mas protegido.
Ya de noche, retrocedemos hasta el vivac-agujero cercano a la cruz, y allí nos metemos, mucho más protegidos, donde podemos dormir con calma.

Buscamos cobijo en este vivac del Balcón, "el agujero". Cuando llueve, entra agua.

 Detalle del vivac y la constelación de la Osa Mayor.

 Vivac confortable, sin aire.

Por la mañana estamos perezosos, salgo a primera hora, y está completamente despejado, sin una nube, bueno para subir pero malo para las fotos (son más bonitas con nubes) así que vuelvo al saco a remolonear un rato. 

 Primeras luces sobre el glaciar.

Primeras luces 



Sin prisas, vemos amanecer, desayunamos y hacemos una sesión de "saltos" sin mucho éxito, antes de arrancar para arriba. a las 9:30.





De camino a la morrena, unas curiosas nubes cubren el cielo y llaman nuestra atención...








Nos dirigimos hacia los restos de morrena por la que sube el sendero, hasta el farallón previo a la trepada. Subimos por la canal tumbada, en seco, que no ofrece serias dificultades y accedemos al glaciar. 

Ruta de subida. La escalada es fácil, IIº, rapel montado a 20m.

Los "Nachos" en la trepada de la canal

Cruzamos el glaciar sin problemas, sin crampones, se sube cómodo y nos dirigimos a la pedriza que da acceso al collado. 








Todo es cuesta, pero hay un trozo "borde" de subir entre cascajo, la parte final es más llevadera. En el collado sopla un fuerte viento, así que bajo hacia el lago para estar más protegido y esperar allí a mis compañeros que se han quedado un poco rezagados.

Subida penosa hacia el Collado. Foto by Nacho.


Cuando voy por la vira que permite bajar al Lago, (muy fácil pero muy expuesta) veo que sube una pareja hacia el Cilindro, y me empiezo a "calentar", cuando termino el destrepe final, veo que sube otro montañero, así que sin pensármelo mucho, trazo una diagonal y me voy directo hacia la canal del Cilindro.

Preciosa vista al asomar por encima del collado. 


Sin pensarlo, tiro para el Cilindro.


Conecto con el mozo que sube para el Cilindro, me cuenta que ha subido corriendo de la pradera al Perdido en menos de tres horas, que ahora ya mas suave a por el Cilindro... el caso es que subimos a buen ritmo. Evitamos el nevero residual de la parte final por roca, a la izquierda, fácil, llegamos al collado, y nos encontramos con que hay una cuerda puesta en la trepada (IIº), no es necesaria, pero para la bajada, seguro que da tranquilidad.

Al inicio de la trepada, el paso mas atlético y delicado para bajar. Hoy con cuerda puesta.

Terminando la canal de trepada.



Seguimos por la arista y en el resalte que da acceso al llano previo a la cima, nos encontramos que también está con cuerda.  (recuerdo lo que me costó descender este paso la última vez, cuando dormí en la cumbre y cayó una ligera nevada dejando un verglass delicado).

2º resalte también equipado con cuerda.




En menos de 2h30 desde el Balcón, llego a la cumbre del Cilindro, donde sólo están dos mozos (e claro contraste con lo masificada que está la cumbre del Perdido). Unas rápidas fotos hacia la magnífica vista que ofrece el Cilindro hacia el Perdido, y me bajo corriendo hacia el Lago, a por mis compañeros que he "abandonado sin avisar".

Merece la pena subir al Cilindro por las vistas que aporta del Perdido.

Vistas hacia Taillón y demás...

Extraordinaria vista del Perdido, con su glaciar y la Escupidera.



En el descenso del resalte y de la canal bajo sin usar la cuerda, tan solo casi en la base de la canal, tienta coger la cuerda, pero al final, hay buenas presas y la cuerda hace de estupendo seguro psicológico.


La canal de descenso vista desde arriba.

La canal de descenso vista desde abajo.



Cuando llego al Lago, mis compañeros, lógicamente,  ya están camino del Perdido, hago lo posible por alcanzarles, llegando unos minutos después que ellos.






Hay gente en el Dedo de Monteperdido (menuda roca descompuesta, no pienso repetir).


Pésima calidad de la roca. Imborrable recuerdo.


En la cima mucha gente, y aunque al principio estaba despejado, rápidamente se cubre,. Celebramos nuestra ascensión, para Sancho en su 2ª vez, pero para Nacho y para mí, ya son unas cuantas, él celebra su 30ª cumbre en el Perdido, y yo la 19ª. Es nuestra cumbre fetiche, y nos gusta repetir....









Tras reponer fuerzas emprendemos el descenso entre frío y niebla, pero conforme bajamos la cosa mejora, pasamos el collado, cruzamos el glaciar, el destrepe de la canal. No llevamos piolet, y los crampones tampoco fueron necesarios aunque sí los llevamos.

Descenso entre frío y niebla.

Nada de nieve en el tramo de la Escupidera.

La siempre delicada travesía del collado con niebla.

Destrepando la canal para bajar del Glaciar. 2 Rapel montados, 20m.


Llegamos y a recoger los bártulos que dejamos por el Balcón, y emprendemos el descenso hacia el coche.
 Nuestro cobijo nocturno.

Emprendemos el descenso hacia el coche.

Edelweis





Un pequeño vídeo resumen de los dos días.






miércoles, 27 de agosto de 2014

Sima "La Caravantina" - Ciria (Soria)

Domingo, 24 de Agosto de 2014 

Sima de "La Caravantina" en Ciria (Soria).


Después de todo un verano sin parar, se me acumula un importante retraso en el blog, pero para ir actualizando hay que empezar por algo, lo primero una sima de mi pueblo.

Una sima más para la colección, no fue lo interesante que me hubiera gustado, pero bueno...



Interior de la Sima La Caravantina, llena de huesos de ovejas.


Cualquiera que pudiera leer en el blog las actividades espeleológicas que realizo por mi pueblo podría llegar a la errónea conclusión de que es una zona interesante para la espeleología, pero por desgracia, no es así.  

Hay muchas cuevas, pero muy pequeñas en su mayoría, y que no tienen entidad suficiente para ser siquiera reseñadas, pero dado que uno siente aprecio por su tierra, las ganas de explorar y conocer sus rincones me llevan a ir preguntando a los "mayores" y pastores del pueblo por esas cuevas desconocidas y trato de visitar una cada año.  

En esta ocasión lo mas difícil fue su localización, muchos conocían el nombre, algunos incluso la había visto, pero no eran capaces de darme información precisa para dar con la localización exacta. En una primera visita me fui corriendo hasta allí y aunque di mil y una vueltas (pase a menos de 5 metros) no la divisé. Otra tarde fui con mi padre de paseo y tampoco tuvimos éxito.

Pero mi padre se quedó con la mosca detrás de la oreja y consiguió que José (de los "Arsenios") le diera mas detalles para su localización y diera por fin con la entrada.   

Gracias a la colaboración de mi padre, puedo localizar la sima.

En el interior de la sima, observó que siguen tirando ovejas muertas a su interior.

Me habían dicho que  era muy profunda, o al menos que las piedras se oían caer durante mucho rato, así que tras comprobar en mi primera visita que era imposible descender sin cuerdas, esta vez vine preparado para cualquier cosa...

Me quedé un poco decepcionado, me costó más cargar los trastos en el coche (muchos zarrios: taladro, parabolts, frontales, cargar baterías, ropa de faena, cuerdas, cintajos, friends, clavos, mosquetones, casco, ... sigo?) que lo que luego duró la exploración.



Las modestas dimensiones de la entrada hacen que sea difícil su localización si no se sabe dónde buscar...

La boca de entrada a la sima es reducida, pero suficiente para pasar. 

Cuando llego me llevo una sorpresa grande, hay una culebra en el interior de la cueva, veo que no es una víbora, y tras tirar una piedra y no inmutarse, pienso que se habrá caído al interior y estará muerta. No les tengo miedo a las culebras, pero no resulta tentador que te espere una de más de metro y medio de longitud...






Tras valorar cómo instalar el pozo, pensaba poner dos seguros con el taladro, pero veo que rozaría mucho la cuerda, así que hago una primera instalación con un friend y una sabina cercana, protejo el filo de las piedras y la entrada con la mochila y desciendo los dos primeros metros del tubo con idea de fijar un seguro con el taladro en la vertical, evitando los roces. Pero cuando veo que sólo hay poco más de dos metros al suelo, subo de nuevo y monto otra instalación independiente, en otra sabina mas distante, y con dos cuerdas fijadas y protegiendo las cuerdas en los puntos de roce bajo hasta abajo.

 Primera instalación provisional que resultó definitiva.

El rapel es incómodo, tras los dos primeros metros en el tubo, sales a una sala en bóveda, de unos 3 metros de ancho, 6 metros de largo y tres metros de alto, pero al no hacer pie en ningún sitio y rozar la cuerda en el último punto, es una maniobra algo delicada para hacer con cuidado.

Cuando piso el suelo, tras el rapel de poco más de 5 metros, me giro y lo primero que veo es que la culebra no esta muerta... se ha movido, buscando colocarse justo donde llegan los rayos de sol al interior de la cavidad.

La culebra esta viva, se ha movido para buscar el calor del sol.


Creo que la culebra esta en las últimas, se mueve con lentitud.


Una vez comprobado que la culebra no parece un serio problema, mas que una anécdota, empiezo a mirar la cueva, y veo que la exploración no durará mucho.

Tras los dos metros en rampa, cae en vertical al interior otros tres metros.



Claraboya al exterior.

 Sala principal

Tras entrar por el techo, descentrado al sureste de la sala, la cavidad se estrecha hacia el norte, con un pequeño conducto que termina de 80cm de diámetro que termina en menos de un metro.
Pequeño conducto hacia el norte.


Desde la sala principal, desciendo hacia la galería sur, que termina enseguida, no más de 15 metros. El desarrollo lineal de toda la cavidad no creo que supere los 25 metros.

El descenso es delicado, porque hay muchas piedras sueltas y huesos de ovejas,, que hacen que sea fácil rodar para abajo cuesta abajo. La rampa desciende unos tres metros en profundidad, alcanzando una cota de -9m. 

En el interior compruebo que la cavidad esta llena de piedras que ha ido tirando la gente, algunas ramas (una de ellas quemada, imagino que la tirarían encendida para iluminar el interior) y sobre todo huesos de ovejas, algunos sacos y bolsas que imagino contienen también restos de ganado.



Desde la rampa observo como entra la luz del sol a la sala principal.


El final de la galería está colapsado por piedras que obstruyen el final, por la forma plana del suelo deduzco que filtrará agua hacia el interior. Aunque hay algún espeleotema, la cavidad no presenta mucho atractivo de formaciones bonitas.




El recorrido finaliza, esperaba algo más, así que ni monto el trípode ni juegos de luces con los frontales, no pierdo el tiempo, y solo me queda pensar que hago con la culebra, si la "salvo" sacándola al exterior, o la dejo allí...  

...como no he bajado la mochila grande, lo cierto es que meterla en la bolsa de los frontales sería difícil y no se me ocurre otra forma, asi que finalmente la abandono a su suerte...



Dejo unas pequeñas indicaciones para localizar la cavidad. Desde Ciria, tomar dirección Soria, a los 600metros, tomar el desvío a la altura de la Virgen del Espino, tras otros 500m, en la bifurcación, tomar el camino de la derecha, y remontar río arriba, pasando por la Cueva del Zapato (Silueta visible desde la pista), 1km, y tras otros 600m., tomar el desvío de Cuesta Negra, remontando la cuesta hasta los Corrales de la Cae Cardenas o Cabezadas, allí dejaremos el coche y en 5 minutos alcanzaremos la entrada, remontando el pequeño barranco, localizando la sima junto a unas sabinas, a la derecha del cauce. 







En el blog, estan descritas:
- la Cueva de Covarrubias y alguna de sus alrededores, 
- y la Sima de Valdecobatillas.