Páginas vistas en total

sábado, 31 de diciembre de 2016

Anochecer desde el Salto de Roldán sobre la niebla

30 de Diciembre de 2016


Anochecer desde el Salto de Roldán por encima de la niebla.


Tras la grata experiencia de unos días atrás en Gratal, repetimos jornada pero en un enclave distinto, la Peña de San Miguel en el Salto de Roldán.


Repetimos atardecer, pero esta vez desde la Peña de San Miguel en el Salto de Roldán.


La idea era darnos un paseo previo y conectar las dos peñas, pero el río nos lo impidió. Salimos del Parking de la Peña de San Miguel, bajamos por la senda que ya conocíamos de hace unos meses cuando vinimos a recorrer el desfiladero que recorre el río Flumen entre las peñas del Salto de Roldán, el famoso barranco de las Palomeras del Flumen. 

Cuando llegamos al cauce, observamos que han puesto unas bonitas indicaciones en madera, pero el paso para cruzar a la otra orilla está imposible por lo crecido que baja el río, y aunque seguimos "jabalineando" remontando el cauce en busca de algún paso alternativo, no vemos ninguna opción, y como la temperatura ambiente no invita a descalzarse y arriesgarse a un posible remojón... Nada, ya volveremos otro día.. Es una pena que no haya un paso acondicionado mínimamente, a pesar del dinero que se gastaron en acondicionar otros tramos por ejemplo en Vadiello...

Retornamos con calma hasta el coche y subimos a la Peña de San Miguel, por las grapas y sirgas bien equipadas, incluso con escalera, y disfrutamos del atardecer y anochecer, en una fría pero entretenida jornada, donde la ausencia de nubes altas restó belleza, pero el avance de la niebla compensó como se puede ver en el vídeo.




Queremos conectar la Peña de San Miguel y la Peña de Amán en el Salto de Roldán.


Peña de Amán y el Fraile.


Bajada directa al río Flumen.


Nuevo cartel indicando a la Peña de Amán.


El camino está helado a tramos por la escarcha y sus rehielos...




El paso clave está impracticable por la crecida...


No vemos paso alternativo y no hay ganas de mojarse...




Volvemos y vamos a la Peña de San Miguel




Dos sencillos pasos equipados con grapas y sirga.


La Peña de San Miguel esta concurrida hoy, no seremos los únicos..




La Peña de Amán y al fondo el pico Matapaños desde la Peña de San Miguel.





Carpe diem...


La niebla envuelve el altiplano...


Vemos avanzar la niebla por el embalse de Montearagón, Flumen arriba.


Sabayés se resiste a ser envuelto por la niebla.. pero le llegará su turno más tarde.




Sabayés es engullido por la niebla.


La niebla avanza por el río Flumen, muy chulo en el vídeo.

La luna y el Moncayo

Huesca y Sabayés bajo la niebla.




Bajamos bien entrada la noche.




Nuestra sombra proyectada...




miércoles, 28 de diciembre de 2016

Atardecer desde Gratal por encima de la niebla

27 de Diciembre de 2016


Atardecer desde el Pico Gratal por encima de la niebla.


Asqueados de tantos días bajo la niebla y sin ver el sol, acepto encantado la propuesta de Nacho para ir a ver atardecer desde el pico Gratal (1567m.) Ya me había hablado en otra ocasión de las posibilidades de este pico en periodos de niebla intensa, y además, yo no había subido nunca...


Nacho disfrutando del sol y de las vistas...

Salimos de Zaragoza pasadas las 13:30, después de dejar Huesca, antes de encaminarnos al Monrepós, tomamos la salida hacia la Urbanización Parque de Guara y el Campo de Golf. Rodeamos por encima la urbanización, y seguimos la pista de tierra, continuamos rumbo al oeste, superamos el desvío marcado hacia la Ermita de San Julián (donde termina el Barranco de las Gorgas de San Julián, difícil de acertar con el caudal..) 
Poco después se cruza un arroyo, podemos dejar el coche allí mismo, no por el paso en sí, si no por la cuesta siguiente llena de "zaborros", piedras relativamente grandes, si no metéis el coche lo agradeceréis..., pasada la cuesta y una zona de barro con rodadas bordes, se deja un primer desvío a mano izquierda que baja hacia Lierta, seguir un poco más, y en el primer desvío a mano derecha aparcar el coche (No hay mucho sitio, cadena poco más adelante). Hacia la Paridera Bernazal.

15:00 Ponemos rumbo por la pista, bajo un sol espléndido, (justo llegando a la Urbanización dejábamos la niebla), el día promete y salimos animados, tranquilos y agradeciendo el baño de sol. Conforme vamos subiendo la perspectiva sobre la niebla mejora, y cuesta no pararse a hacer fotos...

Por el Norte, la subida se puede hacer con menos desnivel, pasado Arguís, seguir hacia Bentué de Rasal, para luego por pista retroceder hacia el embalse. Pero queríamos sol durante toda la subida... había "mono de sol".

Tras un par de lazadas de la pista, cuando se mete hacia un barranco y dejamos de ver la Hoya de Huesca, vemos nuestro objetivo, y allí mismo, indicado con mojones, un atajo que merece la pena coger. Como Nacho anda con molestias, aunque sabe que es interesante cogerlo, preferimos seguir cómodamente por la pista.  La pista da un buen rodeo, vuelve hacia la Hoya de Huesca y cuando volvemos a ver mojones, nos puede la tentación, nos parecía que era un breve atajo, craso error... al principio parece cómodo, una vieja pista, pero se va estropeando progresivamente, y acabamos andando entre erizones y carrascas, no se pierde uno, pero no es nada recomendable, por contra encontramos unos curiosos fósiles. Salimos a un falso collado, desde el que vemos que nos queda un "huevo", y salimos por la derecha hacia una vieja pista que tras perder altura termina con enlazar con la que deberíamos haber seguido. aún volvemos a despistarnos y hacemos más larga la subida. Pero finalmente, tenemos que apretar el paso, después de haber salido con tiempo y tranquilos nos toca correr para llegar a ver el atardecer arriba. Lo normal es que no nos hubiera costado ni dos horas para los 800 metros de desnivel, pero con el atajo penoso y el alargue de pista de después, nos llevó 2h15' y eso que el repecho final, lo más duro, lo hicimos a esprint...  Bajar con el frontal, por el camino bueno y el atajo interesante, con los frontales, nos llevó 1h15'.


Seguir el itinerario en rojo o azul, no el discontinuo rojo que fue por el que subimos.


En la cima, panorama de primer orden, hacia el norte todo despejado, desde el Bisaurín a Cotiella, con todo el pirineo central limpio de nubes, y al sur, precioso mar de nubes por todo el valle del Ebro, viéndose el Moncayo, Urbión e incluso el San Lorenzo en Valdezcaray.

La cima además de la cruz dispone de una cómoda plataforma para vivacs, que aún vendremos a visitar algún día... cuando se pone el sol, una ligera brisa refresca el ambiente de manera notable, pero no impide seguir disfrutando, nos hubiéramos quedado más... pero optamos por bajar. Llegamos al coche muy satisfechos, Nacho con sus dolores, pero feliz en una agradable noche, frío pero sin viento.


Un vídeo resumen de la jornada...




Y aquí un buen montón de fotos, me ha costado borrar entre tantas, pero es que en días así, cuesta frenarse a la hora de disparar fotos....





Desde las lazadas de la pista, vemos un precioso panorama...



Bonitos fósiles en nuestro atajo nada recomendable...

Desde el collado de unión del atajo bueno y la pista principal.

Escarmentados del atajo, alargamos sin necesidad por más pista.











¿El Salto de Roldán? 


Peña Oroel


Moncayo






Nuestra querida silueta del Moncayo



Collarada



Macizo de Monteperdido

Hacia el Salto de Roldán , posible nuevo destino para ver atardecer




La luz de Huesca destaca bajo la niebla