Páginas vistas en total

martes, 31 de enero de 2017

Moncayo "con esquis"

Sábado 28 de Enero de 2017


Moncayo "con esquís" desde la Fuente de los Frailes


El pasado sábado, dudando si subir a Pirineos con meteo incierta, vemos en el radar de lluvias que está dando nevadas por el Moncayo y pensamos que puede ser una buena baza, sabedores de que hay una base de nieve dura como nos contaba Sarika hace unos días.

Se nos ocurre probar fortuna con el Moncayo, Carlos y yo nos unimos a David Naval que había lanzado la propuesta.


 David Naval foqueando por el Cucharón poco antes de dejar los esquís.

Marchamos animados y esperanzados de encontrar nieve abundante, pero una vez más el Moncayo nos recuerda que es una montaña caprichosa y muy variable. No lo pondrá fácil..

La carretera tiene placas de hielo desde Agramonte, y no está para bromas, casi todo el mundo con cadenas. Con el coche y la pericia de David llegamos a la Fuente de los Frailes. Pensamos que si hemos venido al monte tampoco se trata de apurar con el coche, y decidimos parar y comenzar la excursión desde aquí. Lo cierto, es que a partir de aquí, la carretera estaba mucho mejor, con nieve, ya sin hielo,  y hubiéramos subido sin problemas, pero... así hicimos más ejercicio y luego esquiamos la pista.


El día pintaba bien, pero al final no lo fue tanto. Foto by Carlos.



La carretera entre Agramonte y la Fuente de los Frailes era puro hielo, luego mejor.

Dejamos el coche en la Fuente de los Frailes, pero podríamos haber subido, era lo menos delicado con el coche, lo difícil fue llegar hasta aquí.


Justo al arrancar,  Carlos que ha cambiado de botas y viene de estreno, comprueba  con  desazón que ha olvidado ajustar la fijación a las  nuevas  botas,   encima  su fijación no permite ajustarse aquí,  así que su excursión con esquís  ha terminado.  Deja los esquís en el coche y se pone botas de andar.


Salimos porteando los esquís y acortamos por la senda, no merece la pena subir foqueando por la pista ya que es mucho más largo. De camino por el bosque ya percibimos que en altura el aire está azotando,  pero bueno,  seguimos animados y llegamos al Santuario en poco más de media hora.  

No tiene mala pinta,  pero porteamos un poco más, hasta encima de la roca, la entrada del bosque nos calzamos los esquís,   la senda tiene nieve,   no mucha pero suficiente para foquear.  Fuera de la senda hay una fina capa de unos 10cm de nieve polvo.  


Porteamos por el bosque para acortar la pista. 

Ya vemos que por arriba sopla con ganas, el Moncayo no lo pondrá fácil hoy.


Foto by Carlos.






Terminando  el bosque vemos que sopla un viento muy fuerte a la entrada del circo de San Miguel,  paramos a abrigarnos y Carlos repara en que tiene que ajustar crampones a las otras botas y no son compatibles,  miramos los nuestros que sí que son,  pero por talla los suyos no nos sirven,  así que Carlos comprueba que no va a poder seguir en cuanto aparezca el hielo,  que tiene toda la pinta será en breve. 

Seguimos para arriba,  aunque Carlos se queda atrás porque se replantea la jornada.. David y yo sufrimos los caprichos del Moncayo,  primero el castigo en forma de fuerte viento con cristales y nieve variable,  tan pronto abrimos huella sobre nieve polvo como cruzamos zonas de hielo.


 A la entrada del bosque nos calzamos los esquís
El bosque estaba muy bonito con la reciente nevada. Foto by Carlos.


 Nos ponemos ropa de abrigo antes de entrar al Circo donde sopla con ganas. 


Aunque inicialmente nos hacía gracia subir por el corredor de los gendarmes,  vemos que así saldríamos al lomo y nos castigaría el viento. Por tanto descartamos subir por allí y haremos la normal por el Cucharón. 

 La gente abrigándose al pie del Cucharón. 


 Corredor de los Gendarmes


Dejamos los esquís pasamos a subir a pie.  Tan pronto entramos en la parte alta, el aire desaparece y pasamos del frío intenso al calor y la calma.  Dan ganas de quedarse justo antes de alcanzar el llano y no continuar hasta la cercana cima, pero vencemos la tentación y hollamos la cumbre. 

El Moncayo no lo pone fácil y nos recibe azotando fuerte viento.

Apuramos con esquís buscando la nieve polvo y evitando el abundante hielo.


Se pueden ver las líneas de hielo que nos invitan a no bajar esquiando, es cristal.


En la roca dejamos los esquís, ponemos crampones y nos abrigamos más...



Pasamos  a subir a pie, pero la gente no respeta la huella de subida y voy abriendo otra más cómoda.

Vamos apurando con esquís. Carlos desde un poco más abajo nos retrata así. 


Hay una cordada escalando en el Gendarme. Foto by Carlos.

El hielo hace inviable ir sin crampones y con esquís. Foto by Carlos.



Unos madrileños han subido por el lado soriano y descienden por el Cucharón. Luego los volveremos a ver cuando suban entre nieblas. No disfrutaron esta bajada.



Por lo que nos han contado mientras bajaban los que nos han precedido, la situación ha mejorado, hace frío, -5ºC, y aire, pero no es un infierno, antes nos han dicho que estaban a -10ºC y viento muy fuerte, (como el que nos ha azotado en la subida a nosotros).
Hacia Soria hay un mar de nubes que va subiendo rápidamente. Vemos huella de esquí por la vertiente soriana, igual hoy la mejor opción era haber subido desde Cueva de Ágreda, como han hecho unos madrileños que nos hemos cruzado. En la cumbre lamentamos por un momento no haber subido los esquís y poder lanzarnos a la cuenca sur, pero el tiempo va  a cambiar de nuevo muy rápidamente, envolviendonos la niebla y no viendo nada, así que mejor no habernos tirado a la otra vertiente.





Nieblas hacia Soria, y lamentamos no haber subido los esquís... pero hacía tanto viento...

Parece que había buenas condiciones para esquiar hacia Cueva de Ágreda.






Retrocedemos sobre nuestros pasos y nos sentamos en el comienzo del Cucharón, pensábamos comer algo allí al abrigo del aire, pero es sentarnos, y la niebla nos envuelve. Así que la parada es breve y seguimos para abajo hasta nuestros esquís. Cuando llegamos a ellos dudamos si ponérnoslos o portearlos. Pero como estamos justo encima de una buena pala, decidimos que ya que los hemos traído los usaremos al menos unos metros. 

La esquiada no es mala, una pena no tener más visibilidad, pero poco a poco mejora la visibilidad y empieza a faltar la nieve. En un par de tramos pensamos que ya no podemos seguir con esquís, pero logramos encontrar un paso y a lo tonto llegamos a la base del Circo, seguimos por el bosque, y ... otro poco más, y estamos por la senda, que apuramos hasta dos curvas antes de la roca, donde ya nos descalzamos, pero contentos, no pensábamos llegar hasta tan abajo con esquís.


Al abrigo en la zona alta del Cucharón, poco viento y temperatura llevadera.


El tiempo cambia rápidamente y descendemos entre niebla hacia los esquís.
Se ha cerrado, y nos toca bajar. Carlos desde abajo lo ve así. Foto by Carlos.


Aunque dudamos, al final nos animamos a esquiar.


Un poco más abajo incluso recuperamos la visibilidad.


Poco a poco vamos encontrando/buscando/forzando continuidad...

Incluso esquiamos bastante por la senda.



Proseguimos a pie hasta el Santuario, y allí decidimos probar fortuna por la pista. La jugada no nos sale mal, y podemos bajar hasta apenas 200 metros del coche esquiando y remando/patinando sobre una nieve calidad polvo pisada por los coches.

Una vez más el Moncayo a puesto sus cartas sobre la mesa, pocas veces lo pone fácil, pero nuestra tozudez mañana, nos hace seguir viniendo.



Nuestro recorrido con el GPS de David. Subida directa y vuelta por la pista.



De momento ya he cumplido con mi cita anual con el Moncayo, 28ª ascensión, pero no descarto repetir por la vertiente soriana si sigue en buenas condiciones. 

La reseña de David Naval en su blog.

Reseña de Marzo de 2016. Invernal pero sin posibilidad de esquís, por la Senda de los Cazadores y descenso por la pala norte. Un día frío y duro.
Reseña de Febrero de 2015. En esa ocasión con esquís y vemos la cara oculta del Moncayo en su cumbre.
Reseña de Diciembre de 2014. Precioso atardecer desde la cumbre la víspera de Nochebuena.
Moncayo Corriendo Otoño de 2012. Precioso en el otoño.
Temporada 2008-2009. Bono temporada Aramon Moncayo. Aquello si que fue esquiar en el Moncayo. Pisé la cumbre 9 veces en apenas 2 meses.