Páginas vistas en total

martes, 28 de febrero de 2017

Lurien con esquís

Domingo,  26 de Febrero de 2017


Lurien con esquís desde el Lac de Fabreges.


El Lurien es un pico al que ya había subido un par de veces, pero no había subido nunca con esquís y me atraía mucho. Se trata de un pico exigente, casi 1600 metros de desnivel, con 45' de porteo, y un tramo final tieso. Pero a cambio ofrece una esquiada realmente interesante, muy directa, sin diagonales sosas, y además pillamos buena nieve. En resumen, una gran jornada!

Esta entrada llega algo retrasada, es de Febrero, pero es que no he tenido tiempo de actualizar antes, y eso que el vídeo de la jornada lo edité al día siguiente, por eso mis amigos ya lo incluyeron en sus respectivos blogs, cuyas entradas ya fueron publicadas en plazo.  Pero bueno, para que quede referida en el blog, termino la entrada por fin...        

... nunca es tarde cuando la dicha es buena.

El vídeo del Lurien con esquís...







Tras pasar noche con Rafa en su confortable apartamento de Jaca, ponemos rumbo a  la frontera, donde habíamos quedado con David Naval, y con el resto del equipo que viene de Zaragoza en el día: Daniel Mur, Víctor, Bea Gimeno y Bea "Jagger".


Bajamos el Portalet y nos acercamos al Lac de Fabreges, cogiendo el desvió que lleva a la estación de Esquí de Artouste, donde es posible esquiar por 23€ estudiantes/27€ adultos.


En rojo nuestro recorrido. En verde la otra opción de arranque.

Existe la posibilidad de arrancar un poco antes, por la pista que parte del Pont de Camps, pero no conocemos el recorrido y lo dejamos para la siguiente. Creo que igual hubiéramos porteado menos por esa ruta, pero también es algo más larga... habrá que ir a comprobarlo otro día.

Justo antes de llegar al parking del Trenecito de Artouste, en el cartel de bienvenida, de la estación, aparcamos y cogemos la senda que sube por el bosque. Por delante tenemos un porteo corto (45') pero intenso. 

9:45 La senda sube "sin piedad", sin rodeos, gana desnivel de forma directa. Al rato nos acercamos al barranco, cubierto por la típica avalancha. Subimos un tramo más tiesos y en seguida el bosque suaviza y nos podemos calzar esquís. Alcanzamos un rellano donde un grupo de cuatro franceses veteranos que han salido poco antes que nosotros se están poniendo los esquís. Con ellos coincidiremos casi todo el recorrido.


Arrancamos desde el cartel de Bienvenidos. Por delante un porteo de 45'

El bosque se sube rápido, ya que la senda va directa, tiesa sin piedad.

 En un tramo, por la avalancha, nos toca subir tieso unos metros por nieve dura.

Llegando al bosque, a punto de calzarnos.


 El tramo de bosque está algo sucio, pero se foquea y luego lo esquiaremos sin problemas.





10:35 Salimos del bosque y entramos al valle abierto. Por la derecha veo la llegada de la pista (hay alguna huella) son de los cuatro que están por arriba, pero eso entonces no lo sabíamos.


Salimos al valle amplio. Foto Daniel Mur ©


Dejamos atrás el bosque. Foto Daniel Mur ©


Pasamos a la altura del primer refugio cubierto de nieve casi por completo. Avanzamos sobre nieve bastante dura, siguiendo el cauce del río para llevar los esquís planos y así más descansados, vamos subiendo con calma. El día es bueno, pero hace menos calor del que pensábamos. 



Primer refugio enterrado.


Libertad total en el grupo, cada uno por su huella...

Los franceses más disciplinados todo en fila. 

Vamos por el cauce del río para llevar los esquís planos e ir más descansados. 


11:45 De forma suave y progresiva vamos ganando desnivel, pasado un primer resalte, entramos a la cuenca. que conduce al segundo refugio, que también está cubierto de nieve y no es posible acceder a su interior salvo dándose una soba con la pala. Reagrupamos y comemos algo rápido.






Sin pala imposible acceder al refugio...




Seguimos y alcanzamos un pequeño ibón, subimos por un estrecho tubo que nos obliga a calzar cuchillas, y poco después cruzamos el gran ibón y vemos en frente lo que nos espera, toda la cara norte del Lurien.



Superado el segundo refugio alcanzamos un pequeño ibón.







Cruzando el ibón grande.

Ya vemos lo que nos queda por delante...





12:45 Seguimos para arriba. Rafa y yo nos asomamos al Col de Lurien, por donde es posible bajar hacia el lago de Artouste. Mientras los franceses y nuestros compañeros se dirigen al paso clave del día, al "embudo" que da acceso al tramo superior, una zona tiesa y con nieve muy dura. También vemos como los cuatro que han madrugado más que nosotros, están a punto de coronar, no van rápidos por arriba, señal de que la cosa no está siendo coser y cantar...


Vistas desde el Col de Lurien... 

Cogemos la pala camino del embudo.

En el embudo tenemos un tramo técnico, y tenemos que volver a poner las cuchillas. Uno de los franceses tiene un problema con un bastón, se le cae unos metros, obligándole a salirse de la huella para recogerlo. Cuando lo alcanza, al estar en el tramo de nieve mas dura, en lugar de volver a la huella, intenta abrir otra, lo que le supondrá un esfuerzo extra importante. Vamos con cuidado, sorteando las zetas, cuando Víctor resbala y cae unos pocos metros ladera abajo. Se detiene y todos ponemos nuestras "barbas a remojar", atentos al suelo seguimos. Cuando estamos superando las piedras, el mismo francés de antes, se desequilibra con tan mala fortuna que cae de espaldas, se resbala y pasa dando botes por encima de las piedras, empezando una delicada caída descontrolada de más de un centenar de metros. Verlo en directo y desde tan cerca nos deja algo tocados. Por fortuna, vemos que se mueve y hace gestos de que está bien, aunque tarda un poco en levantarse. Ha tenido suerte, el golpe que se ha llevado no ha sido tontería y podría haber tenido peores consecuencias. Rápidamente, nuestros cascos que iban inútilmente en la mochila, pasar a ocupar su correcta posición, incluso alguno de nosotros opta por poner crampones. Ya van dos avisos y no es cuestión de tontear. Para nuestra sorpresa y admiración, el abuelo francés, se incorpora y le vemos que reemprende el ascenso. Olé su coraje...



Luego veremos pasar por encima de la piedra más alta de las tres al pobre francés situado más a la izquierda en la foto.


El francés, el de más abajo, ha caído por encima de la piedra de la izquierda, y ya esta volviendo a subir. A su encuentro baja un compañero. Victor no quiere más sustos y se pone crampones.







David también ha optado por crampones en la zona dura y ya seguirá a pie.

Pasados los metros delicados, la cosa se suaviza y salimos al sol, desapareciendo la nieve dura. Ya solo nos resta alcanzar la base del último tramo final mas empinado. Los cuatro que han hecho cumbre ya bajan






Bisaurín al fondo, Midi en el centro y Castillo de Acher a la derecha.

14:15 Llegamos al tramo final, la nieve esta dura y se impone descalzarse y pasar a crampones. Reagrupamiento y breve pausa. Menos Daniel, todos tenemos claro que los esquís se quedan en este punto.  Son las 14:30 cuando empezamos el ataque final. La nieve está dura de verdad, pero los franceses nos han hecho el "trabajo sucio", han abierto el camino y al ir un grupo tan numeroso, vamos dejando una buena huella, que reduce el compromiso notablemente en este tramo. Con cuidado, porque en la primera parte la cosa no está para bromear, vamos subiendo, y poco a poco, la pendiente va reduciéndose, y se hace más cómodo ganar la cumbre. 






Los franceses han hecho una buena huella sobre la nieve dura, sólo entran las puntas, pero bien. Daniel en un hueco contemple el paisaje. 
Desde arriba, Daniel nos fotografía al inicio del tramo de crampones. 
Atentos pero confiados que lo lograremos, seguimos para arriba. Foto: Daniel. 


En el tramo más tieso...


Luego la pendiente se suaviza, salimos por una canal a la derecha, hacia las campas finales.


Saliendo de la canal . Foto Daniel

Últimos metros para Rafa.



Alcanzando la arista cimera. Foto by Daniel






15:00 Tras media hora de crampón, disfrutamos la cumbre en una espléndida jornada. Sabedores de lo que nos queda, hacemos fotos pero no demoramos el descenso, en el que habrá que ir con cuidado hasta calzar esquís.

Las vistas invitan a diseñar futuras travesías...


Panorámica hacia el Oeste: Anayet  Midi



Hacia Balaitous -Arriel con Infiernos Garmo al fondo.

Tras 15 minutos en cumbre, nos vamos para abajo..

Saliendo de la canal en la zona no tan tiesa..

Con paciencia y prudencia bajamos el tramo más tieso.

15:40 Llegó la hora de calzarnos...

Por debajo un soberbio descenso...



Disfrutando mucho en la bajada...



Tout le troupé

Apuramos por el bosque e incluso por el barranco ...

No hay más nieve... sniff  sólo 30'  de porteo y en el coche.

Sin duda el Lurien es un gan pico para repetir. Y ya estoy pensando en darle la vuelta con noche en el refugio de Arremoulit y subida o bajada combinando por el Calliou de Sosques.



Más info: Dejo los enlaces de las entradas de mis compañeros de jornada en sus respectivos blogs:


La reseña de Daniel Mur en su blog.
La reseña de David Naval,